El efecto del arte en la decoración de un espacio es muy potente por lo que estas piezas se vuelven inmediatamente en el centro de atención. Por esa razón hay que tener ciertas consideraciones para que el arte pueda crear un ambiente con una imagen espectacular. No hay que olvidar que cada obra tiene una personalidad propia por lo que será importante elegirla acorde a lo que buscamos en la estancia donde será colocada.

En primer lugar, es importante tomar en cuenta las dimensiones del espacio. No es lo mismo colocar un cuadro en un comedor o sala que hacerlo en un estudio pequeño, la habitación principal o una recepción.

También es importante conocer los materiales con los que está realizada la obra para asegurar su longevidad y, en caso de ser necesario, tener conocimiento de las recomendaciones de mantenimiento.

Otro punto importante y que no se debe pasar por alto es la iluminación. Con la luz correcta cualquier pieza acrecienta su impacto porque se puede mirar desde cualquier parte de la habitación.

Por último, la estancia donde vas a colocar la pieza de arte debe convertirse en el lienzo perfecto para exhibirla, no por nada el blanco en las paredes es el preferido de muchos. Sin embargo, si lo que buscas es color puedes matizar los colores vivos de la obra con otros menos intensos o viceversa.

Estas son las consideraciones que debes tomar en cuenta para colocar una pieza de arte dentro de la decoración de interiores en tus estancias.

Visita Mezc Art donde tenemos excelentes opciones para que llenes de arte los espacios de tu casa u oficina.